Prensa

Sigue en comisión el proyecto de ley de presupuestos mínimos para el control de quema de pastizales

La comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable (H) comenzó a debatir una propuesta de adhesión a la ley nacional de Presupuestos Mínimos de protección ambiental para control de actividades de quema (26.562), con el objetivo de prevenir incendios, daños ambientales y riesgos para la salud y la seguridad pública.

La iniciativa presentada por los diputados del bloque SiemPre, Andrés Peressini y Laura Bonotti, expresa en sus fundamentos que el manejo irresponsable de las acciones que se desarrollan para la eliminación de vegetación a través de la quema implica que se implementen medidas necesarias para la protección del ambiente, la salud y la vida.

En la comisión el diputado Andrés Peressini explicó que la medida deriva de la gran cantidad de incendios producto, en su mayoría, de la quema de hojas secas y pastizales en zonas aledañas a los centros urbanos. Dijo que se trata de prácticas “cotidianas y sistematizadas” por lo que se debe avanzar en procesos de concientización ciudadana sobre los efectos ambientales y sanitarios que la acción genera. 

“La falta de regulación de la situación lleva a la expansión del fuego que se torna incontrolable, además de los costos logísticos y operativos que estas quemas generan para los cuarteles de Bomberos, que despliegan más de 2500 acciones en el año para afrontarlos, con un gasto de 30 millones de pesos anuales destinados sólo a apagar focos de incendio”, aseguró Peressini.

El legislador recordó uno de los grandes incendios en Plottier en el año 2014, con múltiples focos en distintas zonas, que implicó la pérdida de mil hectáreas, entre productivas y no productivas, cien postes de alumbrado, daños en viviendas, muerte de animales y cuantiosas pérdida de producciones. 

La autoridad de aplicación será determinada por el Poder Ejecutivo provincial una vez aprobada la norma, y deberá actuar en forma conjunta con los municipios y comisiones de fomento, que serán los órganos gubernamentales encargados de autorizar o no la realización de las quemas, al tiempo que deberán implementar las respectivas inspecciones y sanciones por incumplimiento. La ley indica que si las quemas se salen de control, no quedará exenta de las sanciones correspondientes la persona que resultó autorizada para realizar la combustión.

También Peressini dijo que la ley apunta a generar concientización, ahorrar fondos en la materia y disminuir los riegos tanto ambientales como para la salud poblacional y, en ese marco, destacó la necesidad de que se trabaje en forma mancomunada con ejecutivos locales y que existan sanciones materializadas en apercibimientos para quienes generen focos de incendios.

Según el articulado del proyecto, de la recaudación obtenida por la aplicación de las multas y/o sanciones (a particulares, instituciones y/o empresas), los Municipios y Comisiones de Fomento, deberán destinar un porcentaje a los Bomberos Voluntarios que intervengan en la resolución del siniestro de acuerdo a la reglamentación de la presente Ley.

Finalmente el proyecto continuará en agenda en el seno de la comisión, con la participación de la Dirección General de Manejo del Fuego y Defensa Civil en la primera reunión de comisión luego del receso invernal estipulado por calendario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *